Sirviendo al Señor Jesucristo- Parte 1

Sirviendo al Señor Jesucristo y no a la gente.

Si realmente amas a Dios, también sentirás el deseo de mostrar ese agradecimiento a través del servicio a Él.

“Todo lo que hagan, háganlo de buena gana, como si estuvieran sirviendo al Señor Jesucristo y no a la gente.

Porque ya saben que Dios les dará en recompensa parte de la herencia que ha prometido a su pueblo. Recuerden que sirven a Cristo, que es su verdadero dueño”.

Es hermoso servirle al Señor, es lindo sentirse útil en su obra y más aun disponer toda nuestra vida a su servicio. Si realmente amas a Dios, también sentirás el deseo de mostrar ese agradecimiento a través del servicio a Él.

Una de las cosas que no he dejado de hacer desde que le entregue mi vida al Señor es servirle. Durante más de una década le he servido en diferentes áreas, siempre he tenido algo por medio del cual demostrarle el agradecimiento que siento por haberme rescatado y haberme dado una vida nueva.

Pero también me he enfrentado a momentos durante mi servicio que no he recibido el apoyo que a lo mejor esperaba. Episodios en donde me ha tocado hacer las cosas solo y en donde lo único que me ha mantenido es el amor que siento por el Señor.

A lo mejor tu estas experimentando un momento como esos, quizá miras a tu alrededor y no hay nadie que quiera hacer eso, no hay nadie que quiera servir en esa área o simplemente te han dejado solo.

Quizá tú quisieras que los demás fueran como tú, que demostraran su amor, su compromiso, su dedicación para las cosas del Señor, pero lejos de obtener una respuesta positiva o muestras de eso, has visto lo contrario.

¡No te sientas mal!, eso siempre ha pasado, el Apóstol Pablo lo vivió en carne propia cuando en varias ocasiones lo dejaron solo haciendo la obra del Señor, pero eso jamás lo detuvo para llevar a cabo su misión.

Enrique Monaterroza.

¿Qué Opinas?

Comentarios