Reconócelo, necesitas de Dios – Parte 3

¿Sabes?, tienes que reconocer que necesitas de Dios

Dios nunca te rechazara, Dios jamás te dará la espalda, Dios nunca se olvidara de ti, al contrario hoy el esta buscándote, esta llamándote, esta intentando una vez más hacerte entender la enorme necesidad que hay de Él en ti, por esa razón debes de estar seguro que su amor hacia tu vida es tan grande que aun en medio de tus errores Él siempre anda en busca de ti para restaurarte y hacer de ti aquel hombre o aquella mujer que Él prometió, pues el que la buena obra comenzó en ti, será fiel en completarla.

Si reconoces tu necesidad de Dios y que necesitas volver a Él, hoy quiero invitarte a realizar esta oración conmigo:

“Dios mío que estas en los cielos, te doy gracias por todo lo que tu haces en mi vida sin que yo lo merezca, te doy gracias porque tu misericordia me ha alcanzado, te doy gracias porque lejos de juzgarme me buscas para perdonarme y renovarme.

Hoy te quiero pedir perdón por todos mis errores, perdóname porque me he alejado de ti, reconozco que me deje llevar por otras cosas y por eso te pido perdón, reconozco mi necesidad de ti, reconozco que te necesito porque sin ti no puedo vivir, por eso te pido que me ayudes, que me restaures, pon en mi la capacidad y la determinación para dejarme renovar, cambia mi carácter, transforma mis pensamientos, doblega mi voluntad y fortalece mi dominio propio, tómame en tus manos, quiero que me moldees a tu voluntad, quiero ser un vaso útil en tus manos.

Hoy quiero comenzar de nuevo con tu ayuda, no me dejes, tómame de la mano y no me sueltes y cuando yo quiera soltarme no lo permitas, hoy dispongo totalmente mi corazón para que obres libremente. Gracias Señor, gracias porque puedo sentir tu presencia en este lugar, gracias porque sé que me amas y que terminaras la perfecta obra que un día comenzaste en mi, muchas gracias mi Dios, en el Nombre Poderoso de Jesús, Amén.”

Si repetiste esta oración con toda sinceridad y con todo tu corazón, ten por seguro que Dios hoy comenzara algo maravilloso en tu vida, ahora te invito a que esto no solo sea una emoción del momento, ahora te invito a que vayas y busques cada día de Dios, a que forjes una vida devocional en tu vida, ora cada día, lee la Palabra, llénate del Señor, pero sobre todo ama a Dios sobre todas las cosas, que tu mente este llena del Señor, que cada día Dios sea el centro de todo lo que haces y entonces, ¡Todo te será mas fácil!

P/Enrique Monterroza.

¿Qué Opinas?

Comentarios