¿Por qué hacer lo contrario? Parte 1

“Vino palabra de Jehová a Jonás hijo de Amitai, diciendo: Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y pregona contra ella; porque ha subido su maldad delante de mí. Y Jonás se levantó para huir de la presencia de Jehová a Tarsis, y descendió a Jope, y halló una nave que partía para Tarsis; y pagando su pasaje, entró en ella para irse con ellos a Tarsis, lejos de la presencia de Jehová”.

Jonás 1:1-3

Nadie me va dejar mentir que en muchas ocasiones Dios nos ha dicho que hacer y terminamos haciendo lo contrario. La historia de Jonás es el ejemplo de ello, Dios le da una misión a cumplir a Jonás, el a cambio decide “huir de la presencia de Dios” yéndose al lado contrario de donde Dios le había dicho que fuera.

Y es que así es nuestra naturaleza humana, rebelde, no obedece la voz de Dios y termina pagando caro su desobediencia.

¿Cuántas lagrimas o lamentos nos hubiéramos ahorrado de haber hecho lo que Dios nos dijo que hiciéramos?, ¿Cuántos episodios negativos hubiéramos evitado?, pero no, nosotros creemos hacer lo correcto aun cuando eso “correcto” vaya en contra de lo que Dios nos ha dicho y terminamos dándonos cuenta que mejor nos hubiera sido obedecer al Señor.

Amados, ¿Qué es lo que el Señor les ha estado poniendo en su corazón?, ¿Por qué sigues dudando de ello?, ¿Qué señal o prueba mas necesitas para comprender que Dios te esta dirigiendo a eso?, ¿Qué estas esperando para obedecer?, ¿Preferirás ir nuevamente al lado contrario para tener un final triste?, ó ¿Evitaras todo llanto o lamento obedeciendo desde un inicio a la voz de Dios?

Enrique Monterroza.

¿Qué Opinas?

Comentarios