¿Por qué dudas de tu llamado? Parte 2

Amado hermano, amada hermana, fue Dios quien un día te vio y mas allá de ver en ti los defectos que tenias, Él vio las virtudes que estaban en ti, que al ser desempolvadas y puestas en práctica para su obra seria de mucha utilidad. Ese mismo Dios que te vio, te llamo, te perdono y te puso allí, ese mismo Dios es el que hoy te dice: ¿Por qué dudas de tu llamado?

Fue Él quien te llamo y te puso allí, las criticas que puedas recibir no te las hacen a ti, se las hacen a Él quien fue quien te puso en ese lugar, quien creyó en ti, quien te ha respaldado hasta el día de hoy y quien no te dejara, no te soltara, sino que te ayudara.

“No tengas miedo, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te daré fuerzas y te ayudaré; te sostendré con mi mano derecha victoriosa”.

Hoy es un día especial para que recapacites, para que te des cuenta lo bendecido que eres de haber sido llamado por Dios para hacer lo que tanto te gusta hacer. Hoy es un hermoso día para valorar lo que Dios ha hecho por ti y lo que tú ahora quieres hacer por Él.

No dudes mas de tu llamado, porque cuando Dios te vio, miro en ti la capacidad que tenias para realizar lo que te puso a hacer, así que ¡Adelante!, ¡No te detengas! ¡Ve y haz lo que Dios te mando a hacer!

No veas a ningún lado, no veas hacia atrás, y si en algún momento te detienes que solo sea para tomar aire y recobrar fuerzas.

Pero nunca para retroceder o rendirte, porque tú no eres de los que se rinden, tú no eres de los que retroceden, tú eres de los que avanzan frente a cualquier circunstancia que se te pueda presentar, tú eres de los que siempre sacan algo bueno en medio de lo malo, de los que han aprendido a valorar lo que Dios ha hecho, de los que dejan que Dios los use como Dios quiera, de los que confían sin dudar en que Dios cumplirá su propósito final en ustedes. ¡Vamos! ¡Sigue Adelante!

Jamás dudes de su llamado, al contrario, siéntete doblemente bendecido por haber sido tomado en cuenta por Él para un trabajo específico.

Por /Enrique Monterroza

¿Qué Opinas?

Comentarios