Orar para ser llenos del conocimiento de Dios

imageTodos los seres humanos tenemos la capacidad de pensar y hablar con el pensamiento.

La misma capacidad de orar con el pensamiento es como orar hablando, pero se ha puesto a pensar: ¿Cómo es eso de orar eficazmente? Y es que todos creemos que con orar ya es suficiente, pero la Biblia es clara cuando da ciertos ejemplos del tipo de oración poderosa que deberíamos practicar para entender y aceptar la voluntad de Dios. Analicemos los siguientes ejemplos:

Todos los seres humanos tenemos la capacidad de pensar y hablar con el pensmiento.  La misma capacidad de orar con el pensamiento es como orar hablando, pero se ha puesto a pensar.  ¿Como es eso de orar eficazmente? Y es que todos creemos que orar ya es suficiente, pero la Biblia es clara cuando da ciertos ejemplos del tipo de oración poderosa que deberíamos practicar para entender y acptatar la voluntad de Dios. Analicemos los siguientes ejemplos:Todos por naturaleza siempre oramos por bendición, por algo material o físico. Siempre que oramos damos gracias y pedimos de todo, menos de conocer más de Dios:  Por esto nosotros, desde el día que lo supimos, no hemos dejado de orar por ustedes y de pedir a Dios que los haga conocer plenamente su voluntad y les dé toda clase de sabiduría y entendimiento espiritual.  (Col 1:9 DHH) Cuando Pablo oro por los  de Colosas, era porque habia un movimiento gnóstico que podía confunfirlos, y por eso el oro para que fueran sabios en su manera de conocer a Dios y no quedarán estancados.  Si llegamos a conocer bien a Dios, entonces entenderemos su voluntad y los planes que tiene para nosotros.

ORAR PARA SER BUENOS HIJOS Y DAR EXCELENTES FRUTOS: La mayoría de creyentes siempre que oramospedimos por lo material, no está nada mal, pero siempre prioricemos nuestra oración y petición para llegar a ser mejores hijos y dar buenos frutos: Así podrán portarse como deben hacerlo los que son del Señor, haciendo siempre lo que a él le agrada, dando frutos de toda clase de buenas obras y creciendo en el conocimiento de Dios. (Col. 1:10 DHH) Todos los creyentes tenemos necesidades básicas que suplir, pero la necesidad más apremiante es la necesidad espiritual. Siempre oremos para que seamos esos hijos obedientes, respetuosos y temerosos que Dios quiere que seamos. La sabiduría espiritual siempre será mejor que la riqueza material.

Orar por tener toda la fortaleza de Dios:  Cuando la fe  de un creyente es probada por Dios, no es para destruirlo sino para llamar su atención y reflexione en la manera  que ha venido caminando con el Señor.  En cualquier circunstancia que enfrentemos no corramos a pedir ayuda, mejor meditemos y pidamos la fortaleza de Dios para afrontar la dificultad y salir victorioso sin debilitarnos:  Pedimos que él, con su glorioso poder, los haga fuertes, así podrán ustedes soportarlo todo con mucha fortaleza y paciencia, y con alegría.  (Col. 1:11 DHH) La petición del Apñostol Pablo por su gente fue en gran manera sorprendente, en lugar de pedir por sus necesidades pidió por lo que ellos menos se esperaban, por su necesidad espiritual y por sabiduría.  Esa es la correcta manera de orar a diario a nuestro Señor, de esa manera en cada lucha que nos toque enfrentar, siempre sabremos cómo luchar, como mantenernos de pie y como ganar la batalla.

Todos por naturaleza siempre oramos por bendición, por algo material o físico. Siempre que oramos damos gracias y pedimos de todo, menos de conocer más de Dios: Por esto nosotros, desde el día que lo supimos, no hemos dejado de orar por ustedes y de pedir a Dios que los haga conocer plenamente su voluntad y les dé toda clase de sabiduría y entendimiento espiritual. (Col. 1:9 DHH) Cuando Pablo oro por los de Colosas, era porque había un movimiento gnóstico que podía confundirlos, y por eso el oro para que fueran sabios en su manera de conocer a Dios y no quedaran estancados. Si llegamos a conocer bien a Dios, entonces entenderemos su voluntad y los planes que tiene para nosotros.

ORAR PARA SER BUENOS HIJOS Y DAR EXCELENTES FRUTOS: La mayoría de creyentes siempre que oramos pedimos por lo material, no está nada mal, pero siempre prioricemos nuestra oración y petición para llegar a ser mejores hijos y dar buenos frutos: Así podrán portarse como deben hacerlo los que son del Señor, haciendo siempre lo que a él le agrada, dando frutos de toda clase de buenas obras y creciendo en el conocimiento de Dios. (Col. 1:10 DHH) Todos los creyentes tenemos necesidades básicas que suplir, pero la necesidad más apremiante es la necesidad espiritual. Siempre oremos para que seamos esos hijos obedientes, respetuosos y temerosos que Dios quiere que seamos. La sabiduría espiritual siempre será mejor que la riqueza material.

ORAR POR TENER TODA LA FORTALEZA DE DIOS: Cuando la fe de un creyente es probada por Dios, no es para destruirlo sino para llamar su atención y reflexione en la manera que ha venido caminando con el Señor.

En cualquier circunstancia que enfrentemos no corramos a pedir ayuda, mejor meditemos y pidamos la fortaleza de Dios para afrontar la dificultad y salir victorioso sin debilitarnos: Pedimos que él, con su glorioso poder, los haga fuertes; así podrán ustedes soportarlo todo con mucha fortaleza y paciencia, y con alegría. (Col. 1:11 DHH).

La petición del Apóstol Pablo por su gente fue en gran manera sorprendente, en lugar de pedir por sus necesidades pidió por lo que ellos menos se esperaban, por su necesidad espiritual y por sabiduría.

Esa es la correcta manera de orar a diario a nuestro Señor, de esa manera en cada lucha que nos toque enfrentar, siempre sabremos cómo luchar, como mantenernos de pie y como ganar la batalla.

Pst. Giovanni Barrera.

¿Qué Opinas?

Comentarios