Guiados por el Espíritu de Dios (Rom. 8:14)

Jesús siempre llegara cuando más necesitamos de él. Nunca desvaloremos las adversidades que la vida nos presenta, ellas son una maravillosa oportunidad para que Cristo se glorifique en nosotros.1653299_736029033098666_953451323_n

Y el hombre de quien habían salido los demonios le rogaba que le dajase estar con él; pero Jesús le despidió, diciendo:  Vuélvete a tu casa, y cuanta cuán grandes cosas ha hecho Dios contigo.  (Lc. 8:38).

Si queremos llegar a ser poderosos e invencibles en todo.  Entonces permitimos que el Espíritu Santo dirija nuestra vidas.  No podemos alcanzar todo sino es por medio del poder de Cristo…

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. (Rom. 8:14)

¿Qué Opinas?

Comentarios