El Sabor de la vida Cristiana -parte 1

¿Qué Cambiarias?

Si tuvieras la oportunidad de regresar en el tiempo, teniendo conocimiento de las cosas que te pasaran en el futuro, ¿Qué cambiarias?

A veces me ponía a pensar que si tuviera la oportunidad de regresar en el tiempo, teniendo conciencia de lo que me iba a pasar, cambiaria muchas cosas.

Quizá no tomara muchas de las decisiones que tome, quizá no hubiera hecho algunas de las cosas que hice, me hubiera evitado muchas lagrimas, mucho dolor, mucha soledad y desesperación.

Todos en algún momento de nuestra vida quisieras cambiar las cosas, todos quisiéramos que cierta palabra que nos hizo tanto daño no hubiera salido de nuestra boca, quizá algunos no hubieran querido estar en el lugar donde estaban cuando les ocurrió ese incidente que marco sus vidas, otros quisiéramos evitar muchas tropezones por malas decisiones que tomamos.

Pero realmente si fuera de esa manera, la vida no tendría SABOR, y es que el sabor se produce a través de las vivencias que experimentamos, sean estas buenas, sean estas malas, sean estas dolorosas o de la forma y color que sean.

En este momento no lo entiendes, porque lo que estas pasando no lo hubieras querido pasar, pero de lo que no te percatas es que esta situación le esta dando SABOR a tu vida.

Hoy me di cuenta que no cambiaria mas nada de lo que he vivido, aun cuando en mi vida tengo muy malos episodios que sin duda cualquiera querría borrar, mas YO NO LOS QUIERO BORRAR, si volviera a vivir, quisiera pasar por todo nuevamente.

Y es que eso es lo que le ha dado SABOR a mi vida, pues si todo hubiera sido perfecto, ¿De que tendría que hablar?, ¿Cómo podría ayudar a otro?, ¿Qué consejo daría en situación determinada?, sin lugar a dudas, mi vida me ha dado el SABOR que necesitaba para ser útil en el Señor.

Sin errores, no hay correcciones, sin tropiezos, no aprenderías a levantarte, sin tentaciones, no serias humano, sin la oscuridad, no necesitaríamos la Luz, sin las lagrimas, no habría la sonrisa, sin la enfermedad, no veríamos la sanidad, sin la soledad, Jesús no nos podría abrazar, sin problemas de toda índole, no podríamos ver al Dios de lo imposible, sin todo esto, nuestra vida seria INSIPIDA.

Amados hermanos, no te preocupes, tu vida nada mas esta recibiendo SABOR, ese sabor que solo Dios lo da y que es necesario pasar por un proceso, que a lo mejor será doloroso, pero que sin duda le dará SABOR a tu vida.

Yo no cambiaria ninguno de los errores que cometí, pues estos me han enseñado a no volverlos a cometer, no cambiaria cada decisión que tome, pues estas me han enseñado a madurar, volvería a tropezar las veces que tropecé, porque sin duda me enseñaron a levantarme.

Todo lo que he pasado, es porque Dios lo quería de esa forma y si en algún momento de la vida fue por mi culpa, pues Dios me mostró en medio de mi responsabilidad, su verdadera voluntad, pero sin TODO esto mi vida no tendría SABOR.

¿Qué Opinas?

Comentarios