El peligro de no escuchar a Dios

Cuando dejamos de escuchar a Dios es cuando comenzamos a escuchar a las personas equivocadas.

No es lo mismo escuchar lo bueno que escuchar lo que aparenta ser bueno. Cerrar nuestros oídos a la voz de Dios puede ser algo sumamente desastroso y doloroso para nuestras vidas y para aquellos que dependen de nosotros, como nuestras parejas, hijos e incluso hermanos o padres.

Existen 4 consecuencias básicas que podemos acarrear por no tomar en cuenta la voz de Dios y no obedecerla…

Nos inclinaremos más por lo carnar que por lo espiritual:  Cuando Adán y Eva vivieron en el huerto del Edén, el diablo sabía perfectamente que atacar y por donde atacar.  Sedujo a Eva con lo atractivo y placentero, y pa inclinó hacia su placer carnal antes que obedecer a Dios:  Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. Y vio la mujer que el árblo era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable pra alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

(Gn.3:4-6) Cuando el diablo tentó a Adán y a Eva, el uso indebidamente lo que Dios había dicho a la pareja y tergiverso las palabras del Señor.  Siempre analicemos muy bien lo que Dios nos quiere decir, y si no entendemos pidamos la ayuda al Espíritu Santo.  Los consejos siempre tienen que ser los de personas sabias, de los pastores, de las personas que conocen del Señor, un consejo bueno siempre será de parte del Señor, pero nunca de alguien que no tiene el más mínimo temor de Dios.

Accederemos al pecado y nos justificaremos: No hay cosa que a Dios le desagrade más que nos justifiquemos ante el pecado y le echemos la culpa a otros. A él le gusta que reconozcamos que hemos fallado, y que seamos humildes en aceptar nuestra responsabilidad, pero jamás decir que no sabíamos que era malo o que no sabíamos las consecuencias: Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí. Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera medio del árbol, y yo comí. Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí. (Gn. 3:9-13) Adán le echo la culpa a Eva, y está a la serpiente. Cada vez que ignoremos la voz de Dios y algo malo nos suceda, trataremos de justificarnos y echarle la culpa a otros, a las circunstancias y en lo más peligroso hasta a Dios. El diablo puede tentarnos, podemos no escuchar a Dios; pero al final la responsabilidad siempre será nuestra, si accedemos a pecar.

Experimentemos la enorme disciplina de Dios Fuese bueno que solo nosotros sufriéramos la disciplina de Dios y nadie más saliera dañado, pero no siempre será así. Adán y Eva fueron echados fuera del huerto del Edén y sus vidas se volvieron difíciles, pero luego la familia que ellos engendraron fueron alcanzados por el enorme error de no haber escuchado la voz de Dios: Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado. No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir. (Rom. 5:12-14)

El pecado entro en la familia de Adán y luego paso a sus hijos, y Caín fue el primer asesino que la Biblia relata, y esa consecuencia por no haber escuchado atentamente a Dios pasó a nosotros y ahora enfrentamos la muerte debido a esa desobediencia. Analicemos si nuestro estilo de vida, o la falta de atención a la voz de Dios están afectando grandemente a nuestra familia. No sea que nos demos cuenta cuando ya sea demasiado tarde.

¿Qué Opinas?

Comentarios