El espíritu Santo nos guía

Muchos son los creyentes que nacen de nuevo, llegan a las iglesias, crecen espiritualmente pero no se danimages cuenta de la obra del Espíritu Santo, de cuanto los ha cambiado, les ha ayudado y de cuanto lo necesitan. Muchos hasta ignoran su poder y ni tan siquiera se toman el tiempo para dedicarle una oración.

Este tema es uno de los más importantes de la Biblia, porque sin el Espíritu Santo ninguno de nosotros los que somos hijos de Dios podríamos vivir de la manera que Dios quiere que vivamos. Pero que es andar en el Espíritu, si a cada momento pecamos?

Separados del Espíritu ningún creyente podría tener una vida fructífera espiritualmente. El Apóstol Pablo fue tajante en reconocer la importancia de depender del Espíritu Santo en todo momento: Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. (Gálatas 5:16) Si el Espíritu Santo nos guía, entonces nos alejaremos de todo lo malo que desagrada y que nos contamina.

Nuestra naturaleza humana siempre estará latente para incitarnos a pecar y satisfacer todo aquello que nos lleva al pecado y la muerte, pero cuando dejamos que el Espíritu Santo nos gobierne, es cuando nos alejamos volunatariamente de todo lo que nos afecta espiritualmente.  Siempre tengamos el deseo de oír, de predisponer nuestro corazón y los deseos, a todo lo bueno, a obedecer y sobre todo a agradar a Dios.

¿Qué Opinas?

Comentarios