El Calvario de Jesús

11128715_960089204025980_2485290098794319557_nLa mayoría de nosotros los creyentes hemos pasado por momentos de angustia donde hemos sentido pánico y hasta cierto punto la muerte. Pero ningún calvario o angustia podría compararse con el que nuestro Señor Jesucristo experimento.

Muchos hemos leído que Jesús fue a un huerto a orar pero quizás nunca nos hemos detenido a meditar en lo que significo ese momento para El.

Jesús sabía que llegaría ese momento y fue al huerto a orar para platicar con su Padre y comenzar su tarea, la más difícil y la única hasta el día de hoy. El momento de soportar las horas y días más amargos en la vida de nuestro Señor había llegado:

Vinieron, pues,a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, entretanto que yo oro. Y tomó consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan, y comenzó a entristecerse y a angustiarse. Y les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí y velad. (Marcos 14:32-34)

En esta oración con su Padre, Jesús no se negó a comenzar algo para lo que había sido enviado, una agonía de esta naturaleza y magnitud se reflejaban en su oración con Dios.  «Triste hasta  la muerte», hasta ese momento era la primera vez que Jesús aceptaba que su calvario por causa nuestra había comenzado.  A partir de esta hora cero hubo una separación total entre Padre e Hijo y todo por causa nuestra y para nuestro único beneficio.Pst.Giovanni Barrera

¿Qué Opinas?

Comentarios