Dios es un padre Amoroso

confiar en DiosEl amor de nuestro Dios es puro y es inimaginable, por eso todas sus intenciones para con nosotros son puras. El Señor permite todo lo malo, pero no con la intención de destruirnos sino de hacernos bien, de refinarnos, de hacernos crecer en fe, de que recibamos la tan anhelada respuesta y bendición de parte de él: Por amor de mi nombre diferiré mi ira, y para alabanza mía la reprimiré para no destruirte.

He aquí te he purificado, y no como a plata; te he escogido en horno de aflicción. Por mí, por amor de mí mismo lo haré, para que no sea amancillado mi nombre, y mi honra no la daré a otro.

(Isaías 48:9-11) El plan de Dios y el más perfecto es salvarnos, pero también es bendecirnos. Dios jamás nos afligirá por gusto, él tiene un plan perfecto para todos nosotros. Confiemos en el a pesar de todo, por amor nos ayudara, nos bendecirá, nos cuidara y también nos salvara.

¿porque debo confiar en Dios?  Como Dios conoce todos nuestros problemas, tiene también el poder para resolverlos, además el no miente y ha prometido ayudarnos, y es un padre amoroso, que aparte de que nos salva, también nos ayuda, nos cuida, nos protege y nos bendice:

Porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios. (2ª. Corintios 1:20) Todas las promesas son ciertas y reales por medio de Jesucristo. Toda promesa dada por el Padre se cumplirá tarde o temprano, y es por medio de su Hijo Jesús. Solamente confiemos, esperemos y no desmayemos…

Confíele su vida solamente a Dios, lo único que él desea es salvarle de una condenación eterna en el infierno, entréguele su vida y reciba a Cristo en su corazón.

Dios te bendiga hoy y siempre…

Hno. Giovanni Barrera

¿Qué Opinas?

Comentarios