¿Cómo aumentar mi fe? parte 1

Todo sabemos que la Fe es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve, pues la Biblia lo describe literalmente de esa forma en la carta a los Hebreos.

También hemos escuchado siempre las palabras o frases de muchas personas incluyéndome que nos motivan a tener fe en medio de los momentos más difícil de nuestra vida.

Todos quisiéramos tener fe, y de hecho la tenemos, en diferentes proporciones, pero la tenemos. Pero en más de alguna ocasión he escuchado o leído cartas o comentarios de personas que me preguntan: ¿Cómo puedo aumentar mi fe?

La Biblia dice lo siguiente sobre la fe:

“Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.”

Romanos 10:17

También encontramos en Hebreos 11:1 lo siguiente:

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.”

La fe en nuestra vida aumenta a través de las experiencias que hemos vivido y que nos han llevado a ver la mano poderosa de Dios actuando en nuestra vida.

Todos, absolutamente todos hemos sido testigos en algún momento de nuestra vida de cómo Dios nos a ayudado en momentos en donde sentíamos que no podíamos más.

Momentos de aprietos económicos, momentos de enfermedad, momentos de soledad o momentos en los que sentíamos que la vida se nos venía encima, sin embargo en cada uno de esos momentos Dios estuvo allí para ayudarnos, para darnos fuerza, para darnos salud, para darnos sabiduría para saber qué hacer en los momentos que no sabíamos que hacer.

Recordar esos momentos o esas experiencias en donde Dios nos sacó adelante nos motiva a volver a tener fe. Nos motiva a confiar en que Dios nos volverá a sacar adelante. Nos impulsa a ver más allá de lo que nuestros ojos ven sabiendo de antemano que Dios tiene el control de todo.

¿Qué Opinas?

Comentarios