Acerquémonos a Dios -1

imagesEs difícil reconocer que muchas veces simplemente nos estamos olvidando de Dios, y es que nadie que ha tenido un encuentro genuino con Dios puede sentirse tranquilo cuando se da cuenta que poco a poco ha ido olvidándose de Dios.

Y es que es fácil detectar cuando tu prioridad cambio, cuando Dios dejo de ser el centro de tu vida y lo cambiaste por otra cosa.

Hasta este punto sé que muchos podrán ponerse a la defensiva y decir que jamás se olvidarían de Dios, pero para olvidarse de Dios no solo debes de dejar de pensar en Él, sino que también lo puedes hacer mientras crees que haces “cosas para Él”.

Hablo de que a veces podemos estar haciendo “cosas para Dios” sin que Dios sea nuestro principal objetivo en el sentido de que tengamos plena intensión de hacer algo especialmente para Dios, la mayoría a veces nos perdemos en el afán de hacer las “cosas para Dios” y terminamos simplemente haciendo algo por rutina más que con la intensión de agradar a Dios.

Haber, hagámonos una pequeña autoevaluación:

¿Al levantarte lo primero que hiciste fue agradecer a Dios por este día de vida que te ha regalado?, ¿Cuántas veces pensaste en Dios este día?, ¿Cuánto tiempo dedicaste a reflexionar en Dios hoy?, ¿Leíste la Biblia?, ¿Cuánto tiempo dedicaste hoy a tu comunión con Dios?

¿Antes de hacer algo para Dios, oraste y te preparaste para hacerlo de la mejor manera?, ¿Ayudaste a alguien este día pensando en que Dios lo hubiera hecho también?, ¿Qué clase de palabras salieron de tu boca este día?, ¿Qué pensamientos gobernaron tu mente hoy?, ¿Cuánta fe reflejaron tus actos este día?, ¿A cuántas personas le hablaste de Dios hoy?

¿Qué Opinas?

Comentarios