Reflexionar donde solo Dios y tú estén presentes

Man meditating on a rock at the seaNo sé si te ha pasado que cuando te sientes triste, cuando debes tomar una decisión o te metiste en un problema y debes ver una forma de repararlo buscas un momento a solas, no quieres que nadie te interrumpa, distraiga, etc.

Deseas y buscas un lugar tranquilo, secreto, en el que nadie te pueda perturbar con preguntas o te juzgue. Y es que incluso cuando estamos mal, sólo damos paso a nuestro mejor amigo (a), la persona que conoce casi todo de nosotros, para tener un momento de charla y buscamos un lugar reservado para confiarle lo que nos pasa.

Cuánta más confianza te puede inspirar alguien que conoce todo de ti y escudriña tu corazón y te ama a pesar de todo.

Dios mismo te dice que busques ese lugar en tu vida cotidiana, si bien es hermoso compartir nuestros días con la familia, amigos, compañeros, etc.

Siempre es bueno tener un tiempo para ti, donde puedas reflexionar, donde sólo Dios y tú estén presentes, Él es tan empático que sufrió y pasó mucho más de lo que estás atravesando y es capaz de escucharte, acompañarte en silencio para que puedas desahogarte y también puedas abrir tu corazón, Él puede consolarte, darte una respuesta, una salida y animarte.

Podemos ver lo mismo en la vida de Jesús, que cuando hablaba con su Padre, buscaba ese lugar secreto y oraba: “Sin embargo, la fama de Jesús se extendía cada vez más, de modo que acudían a él multitudes para oírlo y para que los sanara de sus enfermedades.

Él, por su parte, solía retirarse a lugares solitarios para orar.” Lucas 5:15-16 (NVI)

Puedes ser a cualquier hora, en cualquier momento, pero te animo a hacerlo, has un aposento en tu hogar o lugar donde permaneces la mayor parte del tiempo y busca un momento íntimo con Él, no sólo lograrás sacar lo que llevas dentro si no también respuestas, consuelo y nuevas fuerzas.

“Mas tú, cuando ores, entra en tu cuarto, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.” Mateo 6:6 (RV-1960)

Busca ese lugar secreto, Dios está listo para tener un hermoso momento contigo.

¿Qué Opinas?

Comentarios