Recapacitemos – parte 1

Pareciera que a veces perdemos la dirección en cuando a nuestra vida espiritual se refiere.

Por alguna razón nos descuidamos o nos acomodamos a una vida mediocre en el Señor y de pronto nos encontramos perdidos, sin un rumbo, haciendo lo que antes hacíamos y viviendo como antes vivíamos.

Y es que cuando Cristo entro a nuestro corazón y perdono nuestros pecados comenzamos una nueva vida, algo a lo que muchos de nosotros no estábamos acostumbrados, pero que poco a poco se fue convirtiendo en nuestro estilo de vida.

Pero ocurre que con el tiempo, tendemos a perder la dirección, pareciera que nuestro ánimo se enfría, nuestro deseo de búsqueda de Dios disminuye y comenzamos a ver las cosas desde una perspectiva más humana que espiritual.

A todos nos ha pasado, yo sé que no estoy hablando de cosas fuera de lo común, quizá hoy en día tu reconoces que has perdido tu rumbo, que no estás caminando como deberías caminar o como Dios quiere que camines, reconoces que has sido presa del pecado y pareciera que te tiene muy atrapado.

Uno de los versículos que al inicio de mi vida cristiana me aprendí de memoria fue este: “Escudriñemos nuestros caminos, y busquemos, y volvámonos a Jehová”. (Lamentaciones 3:40 RV1960)

Ese versículo me lo aprendí porque reconocía lo importante que era hacerme una auto evaluación cada cierto tiempo de cómo estaba viviendo mi vida, si realmente estaba o no agradando a Dios, o si estaba o no siguiendo el rumbo correcto.

En la Nueva Versión Internacional el mismo versículo dice de la siguiente manera: “Hagamos un examen de conciencia y volvamos al camino del Señor”. (Lamentaciones 3:40 NVI).

A veces sabemos que vamos mal, que estamos haciendo las cosas equivocadamente, pero por alguna razón no hacemos nada por cambiar eso.

Muchos de los que hoy me leen saben que están llevando una vida desordenada, sin sentido, sin rumbo, pero a pesar que están conscientes de eso, no hay en su corazón la voluntad de cambiar algo, y a eso se le llamada: ACOMODO.

Enrique Monterrosa.

¿Qué Opinas?

Comentarios