No te olvides de mis palabras no te alejes de ellas – parte -2

No te olvides de mis palabras no te alejes de ellas.

Mis lágrimas derramadas eran la consecuencia de esas palabras tan llenas de verdad, que sin darnos cuenta vamos por la vida creyendo que estamos cerca de Él, cuando sin querer vamos siguiéndolo de lejos, pero haciendo “todo” lo que hacemos “para Él”.

Dios no quiere que hagas nada para Él si en primer lugar no te ocupas de Él.

¿De que te sirve ser el mejor en lo que haces si te olvidas de Él?, ¿De que sirve tanto talento si te olvidas de Él?, ¡Hoy tienes que volverte a Él!

Quizá muchos hoy se identifiquen conmigo, quizá muchos hoy también sienten que Dios les esta diciendo: “NO TE OLVIDES DE MI”. Dios ha de poner en tu corazón si esas frase también es para ti.

Él nos dice este día:
“Por tanto, guárdate, y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, ni se aparten de tu corazón todos los días de tu vida; antes bien, las enseñarás a tus hijos, y a los hijos de tus hijos.”

Deuteronomio 4:9 (Reina-Valera 1960)

Hoy quiero animarte a volver a Dios, a no olvidarte de Él, a volver a tener esa comunicación e intimidad como siempre la tuviste, aparta tiempo para Dios, si, quizá pienses que no tienes tiempo o que haces muchos para Él, hoy Dios quiere que en lugar de “hacer mucho para Él”, vayas y tengas comunión con Él.

Comencemos este día por dedicar un tiempo a solas con Dios, estoy seguro que Dios está ansioso de escucharte adorarlo o escucharte hablar.

Dios sigue esperándote en el mismo lugar donde siempre se ha encontrado contigo, deja de hacer todo lo que has hecho hasta hoy y acuérdate de Él y búscalo.

¿Qué Opinas?

Comentarios