La Impaciencia -1

A todos mas de alguna vez nos ha pasado el hecho de impacientarnos por algo, desde pequeños hasta grandes, por ejemplo un pequeño se impacienta por tratar de abrir un regalo, un grande se impacienta porque lleguen sus vacaciones anuales.

Pero en lo espiritual es algo mas diferente si tomamos en cuenta que tenemos a un Dios que trabaja en un tiempo PERFECTO.

La mayoría de nosotros anheláramos que nuestras peticiones fuesen contestadas instantáneamente y que todo lo que pidiéramos no tardara mas de un día para poder recibirlo, pero se nos olvida que tenemos a un Dios que sabe trabajar en un tiempo Kairos y no en uno Cronos.

Es decir que el sabe exactamente en que momento y en que lugar responderá a tus peticiones, tomando en cuenta que dichas peticiones tendrían que ser de su agrado.

Por qué se da la Impaciencia?

La impaciencia se da debido a la falta de saber esperar en el Señor, muchos son impacientes porque no han comprendido que Dios actúa en su tiempo, no en el nuestro y que para El todo esta bajo control, ahora bien podemos ver impaciencia en varias esferas como por ejemplo:

Impaciencia de Empleo:

Muchos al no encontrar un empleo se ven frustrados y algunos en nuestro país optan por abandonarlo y buscar el tan anhelado “sueño americano” sin darse cuenta muchas veces que están dejando a su familia y que ese tan anhelado “sueño americano” no es tan fácil de alcanzarlo como se cree.

Otros por otra parte al no encontrar un empleo se impacientan y a la primera oportunidad que aparezca no importando el tipo de trabajo que realizara lo acepta, sin darse cuenta que Dios quiere para nosotros un trabajo en donde no nos descuidemos de nuestra relación personal con Jesús.

Impaciencia Emocional: Esta clase de impaciencia se ve en dos clases de personas: Primero en lo Jovencitos que a su corta edad buscan un noviazgo sin importarle lo que realmente Dios quiere para sus vidas, lo cual es saber esperar a que la persona indicada y puesta por Dios aparezca.

Segundo esta clase de impaciencia también aparece entre las personas que no encontraron a la persona indicada en su juventud y a edades avanzadas buscan desesperadamente con quien asentar cabeza.

Es decir que por su impaciencia no examinan como Dios quiere a la persona con la que pasara el resto de su vida, sin darse cuenta que pudiera ser que este apunto de tomar una muy mala decisión que la marcara o lo marcara por vida.

Impaciencia Espiritual: Esta impaciencia es muy común entre el pueblo de Dios, ya que muchos al no ver respuesta a sus petición se impacientan y optan por alejarse del Señor, como que con alejarse del Señor todo se solucionara.

Cuando Dios te prometa algo no dudes ni por un segundo que el te lo va a cumplir, recuerda: Dios no es hombre para que mienta ni hijo de hombre para que se arrepienta.

Algunas personas han estado a punto de recibir su respuesta pero por la impaciencia que llena su vida pierden su recompensa tomando decisiones que en lugar de beneficiarlos o bendecirlos, los llevaran a la frustración espiritual. Por/Enrique Monterroza,

¿Qué Opinas?

Comentarios