¿Cómo afrontar la enfermedad? parte 1

Los últimos días he estado pasando por una situación incómoda de enfermedad. No me siento con la suficiente salud que quisiera, de hecho siento constantes molestias en mi cuerpo y aunque no es algo grave que me lleve a postrarme en cama me siento incomodo andar con este estado de salud.

Esta mañana al llegar a la oficina oraba a Dios y le pedía que si era su voluntad me sanara, que ya no quería seguir con lo mismo, que estaba cansado de las constantes molestias.

De pronto, mientras oraba me hice la siguiente pregunta: ¿Y si no es la voluntad de Dios sanarme?, seguida de la siguiente: ¿Y si Dios quiere que pase por esto?, claro dichas preguntas no opacaron mi fe, pero me hicieron ver todo desde otro punto de vista, desde el punto de vista de someterme al proceso de enfermedad y afrontarlo.

Es duro cuando piensas que has hecho los suficientes meritos como para que la enfermedad no te toque, es duro cuando piensas que Dios no va permitir que te enfermes porque crees que has hecho lo suficiente como para merecer el favor de Dios y no pasar por la enfermedad.

Pero, ¿Qué tal si Dios quiere que pases por eso?, no, no vamos a hablar de un Dios cruel porque eso sería una blasfemia, tampoco vamos a decir que la enfermedad nunca llegará a los hijos de Dios porque si eres humano de carne y hueso, entonces debes saber que te enfermaras tarde o temprano, es parte de la vida.

Ahora bien, ¿Cómo afrontar el periodo de enfermedad?, hay dos formas de enfrentar la enfermedad y cada uno de nosotros podemos optar por una de ellas sabiendo de antemano las consecuencias de cada decisión que tomemos.

Enrique Monterroza.

¿Qué Opinas?

Comentarios